10 gestos ecológicos faciles y al alcance de todos

Viviendo en un país que coloca a la “ecología” casi en un pedestal, puedo decirles que no fue fácil quitarme el chip de hábitos incorrectos, adaptarme y mejorarlos cada día más con el único propósito de dejar un planeta correcto a mis nietos. Aquí comparto mis 10 gestos favoritos.

1No al plástico

Olvidemos las bolsitas para todo y llevemos en nuestra carterita una de tela bien dobladita, a cada compra imprevista o prevista, impulsiva, en el super, en la farmacia, en el mercado, en la panadería, en cualquier lugar, siempre nos acompaña y nos salva de generar basura innecesaria. En el supermercado llevo varios canastos, una para las verduras, otra para los envasados, otra para las carnes y productos frescos y otra para congelados. Si para pesar frutas y verduras la tienda nos propone bolsas de papel o plástico biodegradable de maíz o papa, yo las reciclo para el compost y con eso mi segundo gesto.

2El compost

Las bolsas de té, restos de café, cáscaras de verduras y frutas (a excepción de frutos ácidos), cáscaras de huevo, papel de cocina, bolsas de papel y plásticos biodegradabale van en un recipiente que el municipio nos ofrece o que puede ser hecho por uno mismo, con el tiempo, las buenas bacterias y gusanillos las convierten en tierra fértil, perfectas para usar en nuestro jardín y tener flores hermosas y sanas.

lima-compost-caja-de-frutas-2
Foto de la página: http://www.limacompost.pe

 

3Reutilización de ropa y objetos

Es verdad que uno toma placer comprando cosas nuevas como muebles, ropa, artículos de decoración, juguetes, electrodomésticos, videos, cd’s, teléfonos y ni sigo que la lista sería más larga que discurso de político….. pero, sin ponernos a pensar ¿Dónde van esos desechos al final de sus vidas? Muchos de ellos colman enormes fosas que terminan contaminando los suelos, otras como equipos informáticos llegan a países pobres como la India, donde manos inocentes y sin protección separan cada elemento nocivo. En vez de comprar un ropero nuevo, compremos uno de ocasión a bajo costo o usemos ese de la abuelita que nos dejó en herencia, customizarlo y darle un toque único, en las redes se encuentran muchos tutoriales fóciles. En Francia existen muchos sitios de venta en línea de ropa, puedes encontrar “perlas” a un buen precio, ropa para niños de marca y en buen estado, o los famosas ventas de garaje. Si en tu barrio aún no existen, ¿Qué esperas para crear uno?. Y si uno quiere algo nuevo ¿Por qué comprar ropa que viene de tan lejos, con colorantes de dudosa calidad y usando barcos que contaminan los mares? Compremos local, generemos empleo y consolidemos la economía de nuestros países; porque la ecología va de la mano con una consciencia social.

vinteed.png
Vinted, una página que propone intercambiar, ofrecer o vender la ropa que ya no usas.

4La elección de cosméticos

No es solo elegir cosméticos libres de maltrato animal y consciencia natural porque está de moda, sino porque el impacto de la contaminación de shampoo, gel, jabón, maquillaje que hace la industria petroquímica es enorme.. La cantidad de eczema, irritaciones, caspa, alergias que mi cuerpo ha producido gracias a los parabenes, sodium lauryl sulfate, méthylisothiazolinone y otras porquerías dañinas y que se encuentran incluso en los productos para bebés. ¡Es un escándalo! Hoy en día existe información incluso para preparar tu propio detergente, shampoo, cremas, etc… Yo empiezo el sistema “Nopoo” (les dejo el enlace si les interesa) y elijo productos verdes (aunque sean mas caros) que protejen la salud familiar.

5Elegir cocinar

Yo sé que vivimos en un mundo veloz, donde el cansancio nos impulsa a comprar comida hecha, comprar galletitas industriales para los niños y llenar nuestros basureros de cajitas y plásticos, pero si analizamos la calidad de alimentación que llevamos ignorando la procedencia de los aceites, pollos, salsas, bebiendo gaseosas todo el tiempo; veremos que no es una mala idea dar calidad de vida a la familia con cocinando con nuestras propias manos y más aún ahorrando tal vez para una salida familiar, ir al teatro, comprar un libro, etc.

6Hacer una lista de compras

Nos pasa muchas veces que vamos al super y compramos lo que vemos de oferta y llenamos el carrito con comida para un batallón o como si nos preparásemos a una guerra mundial. La verdad es que si nos sentamos 5 minutos a pensar lo que prepararemos en la semana haciendo una lista coherente con la realidad del tamaño del refrigerador que tenemos, evitaremos votar a la basura tantas verduras malogradas o productos inservibles. A menos despilfarro menos desechos. Y otro consejo ya que trabajo en un supermercado: Toda tienda “necesita” vender y te crean un recorrido atractivo para que compres y compres, con una lista vas directo al producto sin desviar miradas, también evita ir con hambre porque te llevarás toda la tienda.

7Reducir el mal consumismo

Siempre veo familias que disfrutan de su fin de semana dando vueltas en los supermercados y centros comerciales, comiendo, comprando y por consecuencia, generando basura. No sería mejor disfrutar de los fabulosos paisajes saliendo al aire libre, desconectarse del mundo urbano y conectarse mejor con la naturaleza. Gastar mejor dando un paseo a caballo, comprando queso a algún productor local, visitando una granja ecológica con los niños y no llenarles de “burgers y mayonesa”.

8Dar – ofrecer

Algo que veo aquí y me encanta es la cultura de “compartir”, las mamás del colegio de mi hija haciendo paquetes de ropa que sus hijos dejaron para darlo a las otras con hijos pequeños, sin complejos, sin mal pensamiento, así como libros o muebles. Incluso hay páginas para intercambio de servicio (cuidado de niños contra arreglo del jardín), se crean lazos, se agranda el contacto social, se comparten utensilios y tiempo. Porque la ecología es también recuperar los valores de ayuda y solidaridad. ¡Tal vez alguien se anime a crear una página en Facebook que para algo tienen que servir las redes sociales!

9Consumo de energía

Cuántos dejamos los cargadores de teléfonos enchufados todo el día, la ducha a fondo mientras nos jabonamos, las luces encendidas del comedor cuando no hay nadie y otros tantos ejemplos. Es verdad que si pagamos por ese servicio a quién le incumbe, solo que para generar esa energía eléctrica y el agua potable que corre en abundancia hay muchas horas de trabajo y equipos, entonces ¿Para qué desperdiciarla? ¿Para qué construir piscinas privadas si las hay públicas y correctas? ¿Para qué comprarnos una 4×4 gran consumidor de combustible si podemos conducir un auto mas en acorde con la ciudad? ¿Para qué regar los jardines todos los días si muchas veces no son necesarios?

10La basura urbana

Muchas veces nos quejamos de la mala administración pública, los pocos basureros en las calles, de nuestras playas sucias, pero no vemos nuestro nivel de responsabilidad. Si no encontramos basureros, carguemos nuestros desperdicios hasta llegar a casa o simplemente aguantémonos el hambre un poquito. A menos basura generada, menos maquinaria para la limpieza, menos polución por gases tóxicos, menos tráfico vehicular.

El calentamiento global es una realidad, no es el futuro, lo vivimos cada día con temperaturas extremas, inundaciones y un mar lleno de metales pesados, consumiendo peces con desechos plásticos. No esperemos que nuestros hijos actúen

¡Hagámoslo hoy!

Anuncios

2 comentarios sobre “10 gestos ecológicos faciles y al alcance de todos

  1. Entièrement d’accord avec tout cela! A la maison nous avons (appartement au deuxième étage) un lombricomposteur dans l’arrière cuisine et quand il y a trop d’épluchures pour nos lombrics nous descendons le reste à un des composteurs de l’immeuble.
    je n’accepte aucune poche ou sacs dans les commerces : j’ai toujours deux ou trois tote-bags sur moi et quand je fais mes courses j’ai des tacs de poches en papier ou tissus avec moi.
    Nous n’achetons pas de plats tout fait et achetons en vrac le plus possible : riz , farine, lentilles, raisins secs, lessive etc.
    Je n’ai pas acheté de gel douche ou de shampoing en bouteille plastique depuis un bail. On utilise du savon de Marseille et du shampoing en forme de savon. Sauf pour mon fils : shampoing liquide dans toujours dans la même bouteille que l’on recharge au magasin.
    Évidement : on trie.
    Et justement je crois qu’une fois par semaine je vais faire un poste sur le “zéro déchet”.
    Bisous

    Me gusta

    1. Très bonne idée du post “zéro déchet”, plus on en parle plus le message prend de l’importance. En Amérique Latine le tri n’est pas encore installé, les interdictions d’usage de sacs plastiques commencent à s’introduire et les habitudes ne sont pas encore acquises mais il y a beaucoup de volonté parmi les citoyens qui partagent les idées établies dans les pays qui les maîtrisent déjà.
      A bientôt et bises

      Me gusta

Dejame un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s